Por la mañana…

El pequeño balcon de mi habitacion se encuentra invadido por las largas hojas de la palmera que pusimos unos meses despeus de cambiarnos a nuestra nueva casa. Unos dias despues me desperto un extraño sonido que venia del mismo balcon, como si alguien estuviera aventando pequeñas piedras al vidrio de la puerta de entrada(o salida?) a l balcon, al asomarme el sonido se fue, ese dia no supe que habia sido lo que habia interrumpido mi sueño, al dia siguiente casi a la misma hora volvio a sonar, con un poco mas de cautela y delicadeza en mis movimientos fui levantando las cortinas de terciopelo morado y los vi, eran unos pequeños y hermosos pajaros, de cuerpo negro y alas amarillas, muy amarillas, me di cuenta de que por alguna extraña razon picaban en mi vidrio, no sabia si era para entrar o solo por curiosidad, pero ahi estaban, volvi a acostarme y asi pasaron los dias.

Un dia, casi llegando al mes de noviembre, debido a mi curiosidad deje abierta la puerta, solo “para ver que pasaba”, dieron las 6.30,hora aproximada en la que llegaban los pajaros, los vi volando por las ramas de la palmera, como con miedo de acercarse al balcon, era el mismo lugar sin embargo el tener la capacidad y la facilidad para pdoer entrar a un lugar nuevo a que probablemente siempre habian querido entrar, los intimido, no se acercaron, se fueron. no regresaron al dia siguiente, ni los dias despues.

Pense que habia sido un error dejar la puerta abierta, creo que a nadie nos gusta que nos presionen a hacer algo que asusta.

Pasaron mas de 4 meses sin que los pajaron regresaran al balcon, todas las mañanas a pensar de que al principio me sentia un tanto molesta por ser despertada, ahora incluso los extrañaba, su sonido le hacia falta a mi habitacion.

Una mañana de marzo me desperte soprendida, no sabia si habia sido un sueño o si en realidad estaba volviendo a suceder, se escuchaban los picos de los pajaron en mi puerta, me asome con mucha emocion sin embargo mis movimientos intensos y rapidos espantaron a los pajarons que al parecer habian decidido perdonarme, habian vuelto!, espere con ansias la mañana siguiente, y fue tan bonito despertarme con su sonido, me prometi no volver a hacer nada que los pudiera alejar de nuevo. Ahora todas las mañanas solo los escucho, ya se a que hora llegaran, ellos ya se acostumbran a mis movimientos, ya no vuelan al verme….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: